complianceroes

Gestión del Riesgo: Directrices para la Gestión del Riesgo Legal. ISO 31022:2020

El pasado mes de mayo de 2020, fue publicada la norma ISO 31022:2020 Gestión de Riesgos: directrices para la Gestión de Riesgos Legales, misma que se integra por seis capítulos y cinco anexos, encaminado en mitigar los riesgos legales, internos y externos que puede suscitarse dentro de una empresa, así mismo, y de manera muy importante se complementa con la ISO 31000:2018 Gestión del Riesgo.

Dicho lo anterior, es de tomar en cuenta lo siguiente: “Las organizaciones operan en un entorno complejo con una variedad de riesgos legales. Las organizaciones no solo deben cumplir con las leyes de todos los países en los que operan, sino que los requisitos legales y reglamentarios pueden variar entre los diferentes países, lo que refuerza la necesidad de que las organizaciones comprendan y confíen en sus procesos. Las organizaciones deben seguir el ritmo de los cambios en el entorno legal y regulatorio y revisar sus necesidades a medida que se desarrollan nuevas actividades y operaciones. Las organizaciones enfrentan una considerable incertidumbre al tomar decisiones y tomar acciones que pueden tener consecuencias legales significativas. La gestión del riesgo legal ayuda a las organizaciones a proteger y aumentar el valor.” Fuente: ISO 31022:2020

Este documento proporciona pautas para gestionar los desafíos específicos de riesgo legal que enfrentan las organizaciones, sin importar su tamaño, ya que el objetivo principal es el advertir todas las dificultades que se pueden generar. En este sentido, es fundamental instaurar el procedimiento en el que se identifiquen, observen y se dé seguimiento a los riesgos. Ya que con esto se mejoran los resultados comerciales y operativos, incrementando la imagen de la empresa, optimizando también el flujo de personal, reforzando las relaciones con todas las áreas de trabajo dentro de la organización.

Al complementarse con la norma ISO 31000 cuenta con los elementos necesarios que para prevenir los riesgos que afecten la operatividad de la empresa, al gobierno corporativo y a la confianza del entorno, a esta norma se toma en cuenta como un referente internacional parala implementación de programas de riesgos.

En este sentido, los principios para gestionar los riesgos según las normas ISO 31000, son: Generar valor; Investigar los procesos de la empresa; Toma de decisiones; La incertidumbre; Sistemática, estructurada y adecuada; y Disponibilidad de la información.

Por lo que al tomar en cuenta los elementos antes mencionados, se podrán mitigar los riesgos dentro de las organizaciones.

Jesús Ramírez Olvera

Roes Abogados, S.C.

integridad@complianceroes.mx

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *